[ Puntos Calientes · 1 · 2 · 3 · 4 · 5 · 6 · 7 · 8 · 9 · 10 · 11 · 12 · 13 · 14 · 15 ]


El Marx economista se basa en una teoría del beneficio insostenible, pero además es Engels quien escribe la mayor parte de El Capital



Trabajadoras en una fábrica textil de Mánchester

Marx (izquierda) y Engels, retratados por Hans Mocznay


"Cuando el lector empieza a temer que el tratado quizá siga sin entrar en teoría económica propiamente dicha, la sección tercera introduce el plusvalor (surplus-value, Mehrwert) como «exceso del valor del producto sobre la suma del valor de sus elementos», entendiendo que «todo beneficio es una forma transfigurada del hurto de trabajo, gracias a la cual la mercancía desdibuja y borra su origen y el secreto de su existencia»." (Capítulo 20, pág. 402) "Trabajando sobre la parte menos desordenada, Engels logra componer para 1885 un libro II («La circulación del capital») prologado con su habitual magnanimidad, alegando que «representan exclusivamente el trabajo de su autor, no el de su editor» […] Aunque el tercer volumen era mucho más importante que el segundo, pues al fin abordaba «el problema de convertir los valores en precios, y la tasa de plusvalor en tasa de beneficio», editarlo resultó «esencialmente distinto» […] A tal punto es así que sencillamente debe escribir de principio a término algún capítulo —como el IV—, poniéndolo por eso entre corchetes. Ya no puede negar que el resultado le debe algo a su editor, pero la década empleada en ello es tanto más conmovedora considerando que Marx abandonó su plan expositivo original algo antes de imponérselo realmente la salud, coincidiendo con el momento en que el hasta entonces indiscutido principio del valor/trabajo topó con el de la utilidad marginal. Esta perspectiva obviaba la necesidad de «convertir » los valores en precios, permitía analizar con alta aproximación cuantitativa la formación de cualesquiera valores concretos y planteaba a Marx un trabajo doble: terminar la obra como estaba previsto y refutar el marginalismo. Quizá nunca sabremos a ciencia cierta si Engels adivinó hasta qué punto el valor-utilidad cuestionaba «la ley eterna de la mercancía», pero no ofrece duda que sostuvo el empeño de su amigo con una tenacidad incomparablemente mayor."

Capítulo 18, págs. 365-366

 

Facebook - Antonio Escohotado
Antonio Escohotado en Amazon

 






Venta del Tomo I

LOS ENEMIGOS DEL COMERCIO
Una Historia Moral de la Propiedad

Espasa - Calpe 2008
Lengua: Castellano
Encuadernación: Tapa dura
ISBN: 9788467029772
1ª Edición
Año de edición: 2008
Plaza edición: Madrid

Libro